¿Cómo pintar una caseta de jardín?

Cómo pintar una caseta de jardín

Pintar una caseta de jardín puede ayudar a renovar el jardín y darle una vida mejor a un viejo cobertizo de madera. Así que reserva un fin de semana, coge la brocha y los materiales y sigue estos pasos para conseguir una caseta de jardín perfectamente pintada.

Cómo pintar una caseta de jardín

1. Limpia bien las superficies que vas a pintar

Si tu cobertizo es nuevo puedes saltarte este paso. Si eres uno de los muchos que tienen una caseta de jardín que ha resistido el paso del tiempo (y las inclemencias meteorológicas), tendrás que coger tu equipo de limpieza.

Lo mejor es utilizar un limpiador diluido de uso general y un cepillo de alambre duro para dar un buen repaso a las superficies del cobertizo que quieres pintar.

Bellota 50806-A Cepillo Manual Acero LATONADO Mango PLÁSTICO, Alambre Recto DIAMETRO 0,3MM, Standard
Buen rendimiento en táreas de limpieza ligera; Ideal para uso en lugares de difícil acceso (ranuras etc.)

Asegúrate de eliminar cualquier exceso de residuos, telarañas, barro, moho o cualquier otra cosa que haya sido atraída por tu cobertizo a lo largo de los años. Una vez limpia, deberás dejar que se seque bien las superficies antes de aplicar la pintura.

Te puede interesar: Pinturas para casetas de jardín: Comparativa y Precios.

2. Impermeabiliza las superficies exteriores

No querrás dedicar tiempo a pintar el exterior de tu caseta de jardín si sabes que se va a estropear con el agua, ¿verdad?.

Lo mejor es que impermeabilices las paredes de tu cobertizo una vez hayas limpiado bien las superficies como te he indicado en el paso anterior. Utiliza una masilla para madera para rellenar las grietas, huecos o agujeros y asegurarte de que tu cobertizo puede resistir hasta el más húmedo de los inviernos.

Es muy importante que te asegures de que la masilla esté seca antes de pasar al siguiente paso.

3. Alisa las superficies

Si vas a pintar un cobertizo viejo, tendrás que lijarlo para eliminar la pintura vieja y descascarillada.

Enrolla un papel de lija alrededor de un bloque de madera y empieza a lijar en la dirección de la veta de la madera para asegurarte de que cubres cada parte de tu cobertizo y eliminas toda la pintura vieja.

4. Tratar la madera

Tratar la madera de tu caseta de jardín es esencial si quieres que dure mucho tiempo.

Los tratamientos ayudan a mantener la madera sana y pueden durar hasta cinco años. Este es un paso especialmente importante si piensa pasar mucho tiempo en su cobertizo, trabajando o bebiendo.

Existen numerosos tratamientos para cobertizos y vallas que puedes aplicar a tu caseta de jardín y están disponibles en una gama de colores para que pueda matar dos pájaros de un tiro.

Abajo te dejo un artículo donde hablo de los tratamientos para casetas de jardín que hay en el mercado y realizo una comparativa de los mismos. Seguramente uno de los artículos más leídos de la sección bricolajes de esta web.

Te puede interesar: Tratamientos para casetas de jardín: Comparativa y Precios.

5. Pinta tu caseta de jardín

Si has optado por no utilizar un tratamiento de color y te apetece un color diferente, ahora es tu oportunidad de utilizar una pintura de la gama Fence Life Plus.

Ronseal rslflppco5l 5 L valla vida Plus pintar (país roble
5 años de protección para tanto áspera aserrada y lisa lijada cobertizos y vallas.; Proporciona protección all weather y protección UV para larga duración color.

Para aplicar la pintura te recomiendo que utilices un pulverizador de bomba, es sin lugar a dudas la forma más rápida de pintar tu caseta de jardín además de proporcionarte una mayor precisión a la hora de realizar el trabajo.

Una vez que la pintura esté seca, podrás dar un paso atrás, admirar lo bien que ha quedado tu caseta de jardín cobertizo y darle un buen uso: ya sea como oficina, casa de invitados o simplemente como cobertizo para guardar herramientas.

Artículos que pueden interesarte

Error: puede que no exista la vista de 39f7164jl9