Cómo proteger tu caseta de jardín del óxido y la corrosión

¿Cómo proteger tu caseta de jardín del óxido y la corrosión?

Uno de los principales problemas de las casetas de jardín metálicas es el óxido y la corrosión. No importa si tienes un pequeño cobertizo donde almacenas algunas herramientas de jardinería o una gran caseta de jardín metálica lo suficientemente grande como para guardar el coche. Si no realizas un correcto mantenimiento, tarde o temprano aparecerá el óxido.

Aunque no suelen ser una prioridad para muchos de nosotros, el óxido y la corrosión suponen un grave problema para nuestras casetas metálicas que pueden llevarnos a realizar un gran desembolso económico siempre que no se detecte a tiempo o no se realice un mantenimiento preventivo.

Tanto si vives en una región costera cerca del agua salada, como en regiones cálidas y húmedas, hay algunas cosas que podemos hacer para asegurarnos de que nuestro cobertizo se mantenga libre de óxido y corrosión este invierno.

La aparición de óxido en las casetas de jardín se debe a dos factores principalmente: Malos materiales de construcción y falta de un mantenimiento preventivo. En este artículo te ayudo a evitar de manera eficiente la aparición de óxido y corrosión en tu caseta de jardín.

Elige los materiales adecuados

En la actualidad se fabrican casetas metálicas con una gran variedad de materiales, algunos de ellos poco convencionales o diseñados por su estética. Cuando compres un cobertizo para tu jardín seguramente quieres que sea bonito, robusto y que resista el paso del tiempo.

Antes de comprar una caseta de jardín metálica asegurate de conocer el material con el que está realizado, a ser posible elige acero. El viejo y monótono cobertizo metálico del pasado ya no existe, en la actualidad hay una amplia gama de colores y características de construcción que pueden hacer que una caseta de jardín metálica tenga un aspecto más atractivo.

El acero galvanizado es el material perfecto para su caseta de jardín. Las ventajas de comprar una caseta de jardín metálica son:

  • Son más robustas.
  • Aguantan mejor las condiciones meteorológicas adversas (vientos fuertes, lluvias torrenciales).
  • Son resistentes a los incendios.
  • No se pudren como las casetas de madera.
  • No tienen problemas de humedad.

Elige el tamaño adecuado

Posiblemente pienses que la elección del tamaño de tu futura caseta de jardín metálica no tenga nada que ver con el óxido o la corrosión. Sin embargo, el tamaño de tu cobertizo y el uso que le dés puede ayudarte a evitar posibles problemas de óxido en el futuro.

Cuando elija el tamaño de su cobertizo, elija uno que se ajuste a sus necesidades. Si sólo va a guardar un par de bicicletas de paseo de los niños o herramientas de jardinería, un armario de almacenamiento puede ser la mejor opción. Es lo suficientemente pequeño como para no ocupar todo el espacio de tu jardín, pero lo suficientemente grande como para almacenar todos los artículos que necesitas proteger durante el invierno.

Si quieres guardar un coche, un barco, un montón de adornos navideños, tablas de surf y cualquier otra cosa que puedas reunir en un cobertizo, obviamente necesitarás un cobertizo de mayor tamaño en el que quepan todos estos artículos. Si es necesario, compra un cobertizo un poco más grande de lo que crees que vas a necesitar, ya que normalmente tus objetos ocuparán más espacio del que crees.

Resumen
La ventaja de elegir una caseta metálica del tamaño adecuado es que tendrás una mejor idea de cuánto espacio se utiliza y qué artículos se almacenan en cada lugar, lo que significa que te será más fácil vigilar los problemas de óxido y corrosión. Si tiene un cobertizo enorme pero sólo tiene un puñado de artículos, es poco probable que detecte ese óxido en la esquina derecha a la que nunca se acerca.

Construye tu cobertizo correctamente

La humedad que entra en los cobertizos es la principal causa de óxido y corrosión. La mejor manera de evitar que entre la humedad es construir el cobertizo correctamente.

Dado que algunos cobertizos pueden ser bastante caros de comprar y construir, es común que algunas personas quieran tomar atajos para ahorrar unos cuantos euros. La verdad es que hacer esto puede llevar a que surjan problemas antes que si hubiera construido el cobertizo correctamente en primer lugar.

En primer lugar hay que preparar correctamente los cimientos del cobertizo, te dejo una artículo donde te explico cómo hacerlo correctamente: Qué suelo utilizar en una caseta de jardín.

Independientemente de los cimientos que elijas para su cobertizo, asegúrate de que están bien nivelados. Una cimentación que no tenga un grosor consistente hará que el cobertizo no encaje bien y, por tanto, el riesgo de que entre la humedad y la lluvia sea mayor.

Instala ventanas y rejillas de ventilación

Puede parecer que las ventanas cumplan una misión meramente estética, pero el hecho es que instalar ventanas en tu cobertizo es una gran idea por varias razones:

  • Las ventanas permiten que entre luz natural al interior de la caseta de jardín metálica.
  • Permiten crear un flujo de aire muy útil para evitar la aparición de humedad.

Si no te planteas instalar ventanas en tu cobertizo, la menos instala rejillas de ventilación. Las ventanas y rejillas de ventilación hacen que el aire fresco entre en el cobertizo y pueden ayudar a secar las zonas del cobertizo que pueden estar húmedas. Son una forma fácil y sencilla de mantener tu cobertizo en el entorno ideal para el almacenamiento seguro y a largo plazo de herramientas y objetos metálicos.

Arena para gatos y otros trucos para evitar la aparición del óxido

Quizás te preguntes qué tiene que ver la arena para gatos con la aparición de óxido en tu cobertizo. El hecho es que la arena para gatos a menudo se vende a los garajes para ayudar con cualquier derrame de aceite, habrás imaginado que la arena para gatos es excelente para absorber líquidos y humedad.

De hecho, también es un gran producto para absorber la humedad del aire. Por esta razón, la arena para gatos es ideal para tenerla en tu caseta de jardín. Puedes colocar una bolsa abierta en el cobertizo o incluso colocar algunas en una bandeja en la esquina, dependiendo del tamaño de tu cobertizo.

Utilizar ventiladores eléctricos y deshumidificadores

Esta opción es la más profesional pero dependerá del valor de los objetos que almacenes en tu caseta de jardín.

Si tu cobertizo no tiene ventanas o rejillas de ventilación instaladas y no vas a mantener la puerta abierta cada día para que se renueve el aire, te recomiendo el uso de un ventilador eléctrico o un deshumidificador.

Abajo te dejo dos ventiladores muy potentes y económicos que puedes utilizar para renovar el aire de tu cobertizo y evitar la aparición de humedad en su interior:

Rebajas
Honeywell HT900E4 - Ventilador Turbo potente para Mesa y Suelo, regulable en 3 Velocidades, tama?o Compacto, color Negro
  • Tiene tres velocidades de enfriamiento potentes
  • Su cabezal de ventilador ajustable hasta 90 grados
  • Rejilla extraíble para fácil itar la limpieza
Rebajas
IKOHS Create WINDWOOD - Ventilador de Techo con Mando a Distancia, 3 Aspas de Madera Natural, Potencia de 75W, Ultrasilencioso, 132 cm de Diametro, 3 Velocidades (Blanco Mate)
  • El ventilador de techo con mando a distancia, 75W de potencia en un motor 100% de cobre y con aspas de madera...
  • Su “aire” retro, su cuidado diseño que recuerda las hélices de un avión, lo convierten además en un...
  • Con unas aspas aerodinámicas fabricadas en madera natural,distribuye de forma uniformemente el fuljo de aire...

Puede que pienses que un ventilador eléctrico no va a hacer mucho, sin embargo, pueden ayudar realmente a mantener tu cobertizo seco. Por muy sencilla que sea esta tecnología, es el aparato perfecto para ayudar a la circulación del aire, mantener la temperatura óptima dentro de tu cobertizo y ayudarte a evitar la aparición moho.

Si almacenas documentos importantes, equipos eléctricos, vinilos antiguos o cualquier cosa de gran valor, un deshumidificador puede ser la mejor opción. Puede ser una compra costosa, pero merecerá la pena la inversión si los bienes que almacenas lo merecen.

Abajo te dejo dos deshumidificadores muy potentes y económicos que puedes utilizar para eliminar la humedad del aire de tu cobertizo y evitar el daño que ésta puede ocasionar en los objetos que almacenas:

Deshumidificador Inventor Eva ION 12L con Ionizador y Refrigerante R290 - Deshumidificación Continua y Silenciosa, Panel de Control Digital y Temporizador de 24h
  • POTENTE, MÓVIL Y COMPACTO: Deshumidificador de compresor con capacidad de extracción de hasta 12 litros de...
  • PURO Y ECOLÓGICO: Ionizador para una atmósfera limpia y fresca en tu entorno y refrigerante ecológico con...
  • VERSÁTIL: Modo silencioso para un nivel de ruido bajo en las horas nocturnas o situaciones que requieren...
Gocheer Deshumidificador, Mini Deshumidificador EléCtrico PortáTil 2000ml BañO Interior Apartamento Dormitorio Secador De Aire Silencioso, áRea MáXima De DeshumidificacióN 30m²
  • Deshumidificador de alta eficiencia: equipado con un tanque de agua de 2000 ml, puede eliminar rápida y...
  • Compacto y portátil: ligero y portátil, nuestro deshumidificador para el hogar es adecuado para diferentes...
  • Funcionamiento silencioso: cuando está en funcionamiento, el deshumidificador produce menos de 50 dB de ruido...

¿Qué debes hacer si ya hay óxido?

Si ya has observado algo de óxido puede realizar las siguientes acciones para comprobar si se puede eliminar y de paso ayudar a prevenir que aparezca en un futuro:

  • Utiliza un cepillo de acero empapado en vinagre blanco y frota el óxido. El ácido del vinagre corroerá el óxido y el movimiento de frotado ayudará a eliminarlo de la superficie. Es posible que tengas que hacerlo un par de veces, dependiendo de la gravedad del óxido.
  • Si hay agujeros en la chapa del cobertizo, no todo está perdido. Puedes intentar repararlos utilizando una masilla de reparación epoxy para superficies metálicas.
  • Después de evaluar la zona, utiliza un limpiador a presión para limpiar la superficie. Asegúrate de que la zona esté lo más limpia posible y sin suciedad, grasa, mugre o moho.
  • Con un paño adhesivo, limpia la zona que desea proteger una vez que esté seca. Si la tiza se desprende del paño, entonces tendrá que fregar las zonas calcáreas con un cepillo de acero. Una vez hecho esto, vuelva a lavar la superficie con un limpiador a presión.
  • Una vez que la obra esté seca, utilice una imprimación o un acabado en la zona. Si vas a pintar el cobertizo de otro color, utiliza una imprimación. Si simplemente quieres proteger el cobertizo del óxido, utiliza un acabado acrílico para construcciones metálicas.
  • Deja secar esta capa durante al menos dos horas o sigue las instrucciones de tu producto. A partir de aquí, puedes aplicar una segunda capa al cobertizo.

Lo ideal es completar este proceso en todo el cobertizo para garantizar que no haya más casos de óxido o corrosión en otras zonas.

Evitar los elementos que favorecen la humedad

Si quieres mantener tu cobertizo libre de humedad para asegurarse de que se mantiene en óptimas condiciones durante muchos años, hay algunas cosas que puedes hacer:

  • Si tu cobertizo tiene canalones instalados, asegúrate siempre de que estos estén libres de residuos y que el agua de lluvia pueda fluir fácilmente. Las hojas y las ramas que se acumulan en los canalones sólo sirven para retener la humedad y provocar la aparición de moho. Este crecimiento no sólo se detendrá en sus canalones, por lo que es importante mantenerlos correctamente.
  • Es mejor mantener una zona despejada alrededor de su cobertizo, ya que los suelos y los jardines suelen retener el agua y, por tanto, la humedad estará literalmente al lado de su cobertizo.
  • No almacene leña1 ni hojas caídas cerca de tu caseta de jardín metálica.

Prevenir el óxido y la corrosión para conseguir un cobertizo duradero

Puede parecer una tarea aburrida y pesada de realizar, pero con unas sencillas comprobaciones y con un poco de ayuda de algún equipo adicional, puedes asegurarte de que tu cobertizo de jardín o garaje se mantenga libre de humedad este invierno y durante todo el año.

Aunque hay algunos lugares que son más susceptibles a la humedad en el cobertizo del jardín, todo es fácilmente evitable si se presta atención a los detalles y se realiza un correcto mantenimiento preventivo.

Resumen
  • Si realiza el proceso de construcción correctamente, elige los materiales adecuados y tiene unos cimientos sólidos gran parte del trabajo extra ni siquiera es necesario tenerlo en cuenta.
  • Recuerda que las ventanas no sólo sirven para que su caseta de jardín tenga un aspecto bonito, sino que también le permitirán mantener las cosas secas.
  • Dependiendo también de lo que vayas a almacenar, puede que tengas que invertir un poco más en ventiladores eléctricos o deshumidificadores.
  • Mantén los alrededores de tu cobertizo libres de humedad y, para una solución rápida y barata, añade una bolsa de arena para gatos a tu cobertizo para mantener baja la humedad en su interior.

Ten en cuenta todos estos consejos y tendrá un cobertizo libre óxido y corrosión durante muchos años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad