Cómo usar una caseta de jardín como gimnasio en casa

cómo usar una caseta de jardín como gimnasio en casa

Si uno de tus objetivos es ponerte en forma, puedes utilizar tu caseta de jardín como gimnasio en casa. Es mucho más barato que pagar una cuota mensual de cualquier gimnasio, más práctico y puedes hacerlo siempre que tengas tiempo libre.

Cuando se dispone de poco tiempo, hay pocos incentivos para cruzar la ciudad para ir a un gimnasio, pero si se sabe que se puede hacer un mini-entrenamiento en casa, de forma rápida y sencilla, siempre que se sienta motivado, entonces el fitness en casa cobra sentido.

Utilizar una caseta de jardín como gimnasio en casa es una alternativa real a los desplazamientos a un centro de fitness y es mucho más fácil de conseguir de lo que se piensa.

También puede ser beneficioso para que su pareja disfrute de su forma preferida de hacer ejercicio. Un cobertizo puede convertirse en una zona de entrenamiento con pesas, así como en un estudio de yoga o pilates, por ejemplo, y proporcionar justo las instalaciones de entrenamiento que ambos desean.

Si tienes alguna pregunta sobre cómo usar una caseta de jardín como gimnasio en casa puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto que encontrarás en casetasdejardin10.es.

1. Caseta de jardín como gimnasio: Planificación

Reunir todo lo necesario para conseguir el gimnasio ideal en una caseta de jardín requerirá cierta planificación. Deberá tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Tamaño de la caseta de jardín.
  • Los cimientos sobre los que se asienta la caseta de jardín.
  • Aislamiento y ventilación.
  • Suministro eléctrico.
  • Protección del suelo.
  • Seguridad.

Te puede interesar: Herramientas para construir una caseta de jardín.

2. Caseta de jardín como gimnasio: Tamaño

caseta de jardín como gimnasio

El punto de partida para planificar tu caseta de jardín como gimnasio en casa tiene que ver con el tamaño.

El tamaño de la caseta de jardín es realmente importante cuando se trata de acondicionarla para el trabajo de gimnasio, porque vas a necesitar más altura de la que generalmente tiene una caseta de jardín.

Para determinar el tamaño del cobertizo que necesitas, mide el equipo que deseas utilizar. Deja espacio suficiente para colocar el equipo de gimnasio y para moverse y estirarse. No querrás empujar un juego de pesas a través del techo del cobertizo.

Puede que tengas que hacer concesiones si utilizas un cobertizo ya existente que no es tan grande como quieres. O puedes considerar la posibilidad de construir tu propia caseta de jardín a partir de planos, en lugar de comprar una caseta de jardín.

Si optas por comprar una caseta de jardín nueva en lugar de transformar uno ya existente, opta por la más grande que puedas permitirte.

Te puede interesar: Los mejores robots cortacesped: Comparativa y análisis.

3. Cimientos de la caseta de jardín

Vas a necesitar una base fuerte para soportar la carga de los equipos de ejercicio y las pesas.

Es posible que también tenga que reforzar el suelo del cobertizo. Se habrá diseñado para un uso normal del cobertizo, por lo que tendrá que asegurarse de que es lo suficientemente resistente. El refuerzo del suelo es una tarea sencilla, pero debes tenerlo en cuenta.

Te puede interesar: Los mejores anclajes para casetas de jardín: Guía de compra.

4. Aislamiento y ventilación del cobertizo

Las paredes y el tejado de su cobertizo deberán estar aislados para mantener el edificio caliente o fresco según la estación del año y para evitar la condensación. Para mejorar el aspecto, puede colocar paneles sobre el aislamiento.

Cuando hagas ejercicio, sudarás e introducirás humedad caliente en el aire. A menos que ventiles el cobertizo, es probable que se forme moho. Necesitarás rejillas de ventilación en ambos extremos de tu cobertizo de gimnasio, y también puede tener sentido instalar un extractor.

5. Fuente de alimentación

No es necesario instalar una fuente de alimentación eléctrica, pero ¿no sería estupendo poder hacer funcionar un ventilador cuando hace calor? ¿O añadir algo de calor e iluminación en los meses de invierno?.

Un poco de música durante el trabajo en la esterilla puede ayudar a levantar el ánimo, y ver un DVD puede ayudar a superar una rutina agotadora. Tú eliges, pero tenlo en cuenta a la hora de planificar todo.

6. Protección del suelo

No es necesario gastar un montón de dinero una vez que hayas llegado a este punto, pero necesitarás proteger el suelo.

Algunas alfombrillas de goma de alta resistencia deberían ofrecer una protección adecuada contra la caída de las pesas y ser más cómodas cuando te ejercites.

Puedes comprar suelo para tu gimnasioAQUÍ

7. Seguridad de la caseta de jardín

Por último, asegúrate de que todo tu duro trabajo y tu costoso equipo de ejercicio se mantienen a salvo de intrusos.

Como mínimo, asegúrese de que la puerta del cobertizo se cierra correctamente y que las cerraduras de la puerta son lo suficientemente robustas.

Puedes comprar cerraduras robustas para tu caseta de jardínAQUÍ

Si el cobertizo tiene ventanas, cierra las persianas cuando no estés dentro para evitar que los curiosos puedan ver lo que hay dentro.

Puedes instalar una alarma de seguridad o sensores de movimiento conectados a la iluminación de seguridad. Haz lo que sea necesario para mantener tu propiedad segura y protegida.

Ventajas de usar una caseta de jardín como gimnasio

A continuación, por si no te lo habías planteado aún, te cuento las ventajas de utilizar tu caseta de jardín como gimnasio en casa:

  • No se pierde tiempo en desplazamientos, el gimnasio lo tienes en casa.
  • Cuentas con las máquinas que necesitas, ni más ni menos.
  • Ahorro considerable en gasolina al eliminar los desplazamientos en coche al gimnasio.
  • Puedes aprovechar cualquier rato libre que tengas para hacer ejercicio.
  • Escuchar la música que más te motiva al volúmen que tú quieras.
  • No esperas a que la máquina que quieres utilizar se quede libre porque es TU gimnasio.

Has visto que hay innumerables ventajas de utilizar una caseta de jardín como gimnasio. Ahora depende de tí hacerlo realidad.

Conclusión

Cuando el cobertizo de tu gimnasio en casa está en el patio trasero, puedes empezar a entrenar directamente. No hay que perder el tiempo reuniendo todo el equipo de gimnasia; no hay que abrirse paso entre el tráfico para llegar a un centro de fitness. No hay que esperar para utilizar un equipo.

Utilizar tu caseta de jardín como gimnasio significa que puedes ponerte a entrenar directamente cuando te apetezca. Es una forma cómoda, divertida y fácil de hacer ejercicio en casa.

Si tienes una caseta de jardín lo suficientemente grande en tu patio o tienes la intención de comprar uno o construir el tuyo propio, no hay momento como el presente: empieza ahora.

Artículos que pueden interesarte