Consejos para almacenar leña correctamente

Cómo almacenar leña correctamente

Existe una «mejor» manera de almacenar leña y seguramente no es la que estás pensando en este momento. No estamos hablando de almacenarla de forma decorativa junto a la chimenea, ni siquiera apilarla junto a la puerta trasera de nuestra casa.

La mejor manera de almacenar leña es apilarla en un montón ordenado lejos de tu casa. ¿Quién lo hubiera pensado, verdad?. En este artículo te cuento varios consejos para que almacenes la leña correctamente.

Si lo que quieres es construir tu propia caseta para almacenar leña te recomiendo que leas el siguiente artículo: Cómo construir una caseta para almacenar leña con palets.

Por qué necesitas una caseta para almacenar leña

Ya no solo es una cuestión estética almacenar leña correctamente, existen muchos motivos por lo que debemos plantearnos comprar o fabricar una caseta para guardar nuestra leña, a continuación te muestro algunos:

  • Si utilizas un leñero tendrás apilada toda la leña en un lugar concreto y no esparcida por todo el jardín.
  • Las casetas para guardar leña permiten que ésta madure correctamente y evitan la aparición de humedad.
  • Con una caseta para guardar leña evitamos que la madera se pudra.
  • La leña organizada y correctamente apilada evita la propagación de plagas (termitas, ratones, insectos) al interior de nuestra vivienda.
  • Seguramente no quieres que la acumulación de troncos por el jardín haga que parezca desordenado y sucio.

Cómo saber cuánto tiempo se puede almacenar leña

A la madera recién cortada se le conoce como madera verde. La madera verde no es la que queremos utilizar en nuestra bonita chimenea, lo más adecuado es almacenar la leña verde para que madure y ofrezca todo su potencial cuando la introduzcamos en la chimenea o la utilicemos para hacer alguna barbacoa.

Has leído bien, la leña tiene que envejecer, lo que también se llama sazonar o curar la madera. Si utiliza árboles recién caídos para alimentar tu chimenea, acabará con una gran acumulación de creosota en la chimenea y un hogar peligrosamente ahumado.

Otros problemas que pueden derivarse de no curar adecuadamente la leña van desde la ineficacia hasta el peligro de muerte:

  • Mínima producción de calor del fuego.
  • Tiempos de combustión cortos.
  • Acumulación de monóxido de carbono.
CONSEJO
La regla general para envejecer la mayoría de los tipos de leña es «sazonar por una temporada». Si le das a tu leña al menos seis meses para que se cure, se deshará de la mayor parte de su humedad.

Cómo encontrar el mejor lugar para almacenar la leña

Saber dónde almacenar leña es tan importante como saber cómo apilarla. A muchas personas les gusta la comodidad de apilar y almacenar leña en el interior de la casa, junto a la chimenea o incluso en el exterior pegado a la pared de la misma.

Debes creerme cuando te digo que esos no son los mejores lugares para almacenar leña y no lo son por una sencilla razón: Cuando lleves la leña al interior de tu casa seguramente lleves a unos cuantos polizontes entre la leña.

A no ser que quieras que arañas, ratones, hormigas, termitas o cualquier otra plaga se pasee por tu casa, guarda la leña en el exterior. Además, es menos probable que envejezca bien en el interior de tu casa porque hay menos flujo de aire para secarla.

Otros consejos para encontrar el lugar perfecto para almacenar la leña son los siguientes:

  • Elige una zona seca y ventilada de tu propiedad.
  • Mantén la leña a unos 6 metros de la puerta más cercana a su casa para evitar que las plagas tengan una ruta directa hacia el interior.
  • Si estás apilando leña junto a una estructura (muro, pared, etc), recuerda dejar entre la leña y la estructura al menos 10 centímetros para permitir la circulación de aire detrás de la pila de madera.

Cómo apilar leña correctamente

Ya sabemos dónde almacenar leña, es el momento para que te cuente cómo apilarla correctamente.

La leña debe apilarse en filas de no más de 120 centímetros de altura. Si no eres muy hábil apilando los troncos y quieres que estos estén correctamente apilados puedes utilizar un estante para troncos como el que te muestro a continuación:

Estantería para almacenar leña
  • Estructura de acero inoxidable apta para exterior.
  • Dispone de 4 herramientas para la correcta manipulación de la madera.
  • Dimensiones: 70x40x30cm.

A continuación te muestro las recomendaciones para que puedas apilar la leña de la mejor manera:

  • Si la leña todavía no está completamente curada deberás apilarla con la corteza hacia abajo para que la humedad pueda seguir evaporándose fácilmente de la madera.
  • Puedes apilar los troncos con la corteza hacia arriba una vez que estén curados para proteger la madera de la lluvia y la nieve de forma natural.
  • Si utilizas palés y postes, simplemente coloca el palé en el suelo y clava los postes o estacas en cada esquina. Asegúrate de que los postes estén lo suficientemente juntos para evitar que los trozos de leña se desplacen por los lados, y apila la leña encima de los palés para mantenerla un poco elevada del suelo.
  • Si utilizas un estante para leña, simplemente colócalo en su lugar y comienza a apilar la leña, con los extremos mirando hacia el frente y hacia atrás, hasta que hayas alcanzado una altura uniforme de cuatro pies en todo el camino.
  • Hagas lo que hagas, no tires los troncos en una pila desordenada. Si lo haces, la madera el centro de la pila no tendrá una ventilación adecuada lo que permitirá que se pudra en lugar de secarse.

Cómo proteger la leña de los elementos

Para proteger la leña de la nieve o la lluvia lo más aconsejable es utilizar una cubierta para leña. Esta impedirá que se moje a la vez que permite una correcta circulación de aire para que se seque.

A continuación te muestro la cubierta para leña que yo personalmente utilizo y recomiendo:

Cubierta para leña
  • Se adapta a un gran número de estantes para almacenar leña.
  • Dispone de orificios para evitar condensación.
  • Construida en material resistente.

Asegúrese de dejar la parte delantera y trasera de la pila completamente abierta hasta que esté envejecida para que los extremos de la leña puedan respirar.

Para la leña curada, existen fundas para leña de tamaño completo que protegerán toda la leña finamente envejecida hasta que esté lista para llevarla al interior.

También puedes colocar tu pila en un granero o cobertizo abierto, o bajo un voladizo. Sólo asegúrate de no apilar la madera fresca en un granero o cobertizo cerrado que no tenga un flujo de aire óptimo. Si lo hace, envejecerá mal y será un posible lugar de anidación para las plagas.

Resumen

Independientemente de cómo elijas almacenar leña, te dejo unas últimas recomendaciones que te ayudarán a mantener tu madera y tu propiedad en buen estado:

  • Recuerda la importancia de mantener el espacio de almacenamiento de leña abierto y bien ventilado.
  • Procura no dejar restos de leña esparcidos fuera de su espacio e almacenamiento.
  • Recorta la maleza lejos de la pila, y utiliza una podadora de hilo para la hierba alta o las malas hierbas que broten cerca.
  • Después de dedicar tiempo a la preparación de la leña, tiene sentido almacenarla adecuadamente para que pueda disfrutar de los frutos de su trabajo. Un buen almacenamiento de la leña la mantendrá lista para arder incluso en los meses más húmedos y fríos.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad