¿Cuántos años duran las casas de madera en Estados Unidos?

Casas de madera en una montaña

En Estados Unidos existe un centenar de casas de madera que fueron construidas en el siglo XVII. La casa de madera más antigua de Norteamérica fue construida en el año 1636 en Massachusetts, se le conoce como la casa Fairbanks y en la actualidad es un museo.

Los principales fabricantes de casas de madera aseguran que con un mantenimiento apropiado, una casa de madera puede durar perfectamente 100 años.

Muchas de las casas construidas con cemento y ladrillos tienen problemas durante toda su vida útil: grietas, asentamiento de la estructura, aluminosis, etc. También hay que destacar que la vida útil del hormigón es de 70 años, transcurridos estos años el hormigón empieza a cristalizar y a deshacerse.

Podemos concluir que las casas de madera son más resistentes y tienen una vida útil más larga que las casas de hormigón. Además de ser más baratas y rápidas de construir.

Factores que determinan la durabilidad de las casas de madera

Para alargar la vida útil de las casas de madera es necesario prestar especial atención a una serie de cuestiones:

1. Humedad

La madera es un material vivo que puede experimentar cambios a lo largo del tiempo. Cuando la madera absorbe humedad se hincha y si la madera pierde su humedad se contrae. Por este motivo es muy importante realizar un mantenimiento básico que permita a la madera alcanzar su grado óptimo de humedad.

La madera está compuesta de celulosa, hemicelulosa y lignina. La celulosa puede absorber importantes cantidades de agua en forma de vapor. Una de las propiedades de la lignina es la de repeler el agua. Se dice que una madera está saturada de humedad cuando supera el 30% de humedad, el principal objetivo de los tratamientos anti humedad que se aplican a las casas de madera son para evitar la saturación de humedad.

En el caso de las casas de madera, la continua exposición de las mismas a las inclemencias del tiempo (lluvia, humedad ambiental, etc) puede causar un deterioro importante en la madera. Si se realizan correctamente los tratamientos recomendados por los fabricantes sobre la madera, conseguiremos dos importantes objetivos:

  • Un estado de conservación óptimo.
  • Prevenir la aparición de hongos o incluso carcoma.

Las mejores maderas para exterior son las que presentan una mayor densidad y resistencia a los agentes externos. Ejemplos de estas maderas son la teca y el iroko. Son maderas tropicales que proceden de climas húmedos por lo que responden mejor ante condiciones ambientales adversas.

2. Ventilación

Manteniendo nuestra casa de madera bien ventilada creamos una circulación de aire que evitará que se produzcan zonas de condensación del agua además de evitar ambientes muy secos. Ambos grandes enemigos de las casas de madera.

Otra ventaja de mantener una casa de madera bien ventilada es que reduce considerablemente la aparición de ácaros y hongos que pueden afectar negativamente a nuestra vivienda.

3. Microorganismos e insectos

Cuando la madera está bien tratada se evita la aparición de bacterias, pequeños organismos unicelulares que tienen una relación directa con la infección de la madera que no ha sido tratada y ha sido expuesta a ambientes húmedos. Estas bacterias pueden causar un aumento de la permeabilidad y ablandamiento en la superficie de la madera.

Como hemos visto en puntos anteriores, el factor fundamental a evitar en las casas de madera es el exceso de humedad puesto que es el caldo de cultivo para que aparezcan otros factores que pueden ocasionar daños a nuestra madera. No hay que escatimar en los tratamientos que realizamos en nuestras casas de madera porque como ya hemos visto nos aseguran que la madera de nuestras casas esté en perfectas condiciones.

4. Emplear la madera adecuada

Las mejores maderas para construir casas son las que más densidad tienen. Como ya hemos comentado anteriormente, cuanta más densidad tenga una madera más resistente a la humedad es. Una propiedad derivada de una alta densidad es la dureza. Las maderas más duras con las que construir casas son las siguientes:

  • Fresno: La madera de fresno se utiliza mayoritariamente en los procesos de chapado y contrachapado porque es muy fácil de moldear. El fresno no se utiliza en la estructura de las casas de madera pero sí para cubrir superficies y aislarlas del frío y del sonido.
  • Castaño: El castaño posiblemente es la madera más utilizada en España para la construcción de muebles. Estamos ante una de las maderas más duras que hay. También se utiliza para construir estructuras en las casetas de jardín.
  • Roble: El roble es un de las maderas más duras y resistentes por lo que se emplea en la construcción de viviendas en todo el mundo, incluido los Estados Unidos.

5. Correcto montaje o instalación

Para construir una casa de madera con ciertas garantías hay que contar con buenos profesionales. En Estados Unidos las empresas dedicadas a la construcción de viviendas cuentan con muchos años de experiencia y con grandes profesionales, un factor muy importante que afecta positivamente a la duración de las casas de madera en aquel país.

Así pues, si queremos construir una casa de madera desde cero, tendremos que tener en cuenta factores como los materiales empleados y la experiencia de los profesionales que se encarguen de la construcción.

Duración de las casas de madera vs casas de hormigón en Estados Unidos

En el año 2008 en gobierno de Estados Unidos publicó un informe sobre las casas demolidas por estar en mal estado, la conclusión del informe es que las casas de madera durán más y en mejores condiciones que las casas de hormigón. A continuación te muestro los datos para que tú mismo valores:

  • El 66% de las casas de madera demolidas tenían más 50 años.
  • El 66% de las casas de hormigón demolidas tenías menos de 50 años.
  • El 66% de las casas de acero demolidas tenían menos de 50 años.

Ejemplo de típica casa de madera de madera

Te dejo un vídeo donde se muestra cómo son las casas de madera de Estados Unidos